top of page

El anhelo es grande y el amor es más grande


El 14 de abril, en horas de la mañana, falleció mi padre, Cláudio Wolff da Silva. Aunque, estamos seguros de la muerte, cuando llega siempre es impactante.

El recuerdo de buenos tiempos, consejos y enseñanzas son perpetuos en nuestras vidas, mentes y corazones.

Tus ojos brillantes, tu cálida sonrisa y tu alma bondadosa quedarán impresas en nuestros corazones. Su muerte es sin duda una gran pérdida para todos nosotros. Siempre te extrañaremos, no importa el tiempo que pase.

De hecho, no tengo palabras para expresar mis emociones. Así que te agradezco desde el fondo de mi corazón por ser mi padre, por siempre padre...

Gratitud por todo padre, perdóname por cualquier cosa, te quiero mucho....


+ Que Dios nos consuele a mis hermanos Paulo y João, a mis hermanas Elizabeth, Margarete y Renata ya mi querida madre Rita.

Recordemos siempre sus palabras, especialmente aquel mensaje que mejor lo define:

"¡La familia es el mayor tesoro!"


Ciertamente el mensaje y el dibujo que mi ahijada, Luiza, hizo y dejó grabado, resume bien y en profundidad lo que sentimos:




¡PAPÁ, TE QUEREMOS!








0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page